Nombre:      Karen Muñoz

Generación: 2018

Aveces hay que alejarse de algunas cosas solo por arriesgarnos a alcanzar una.
Ahora puedo reírme, pero hace menos de un año sentí miedo de dejar mi casa, amigos, familia, mi zona de confort.
¿Y si fracaso? ¿Y si invierto en algo que no valdrá la pena? ¿Cuál es el plan B si no resulta el A?
Aprendí que los miedos se van al enfrentarlos y me arriesgué. Me informé sobre la mejor Academia para Tripulantes de Cabina porque debía irme por un camino seguro para alcanzar mi meta.
Me esforcé, trasnoché, me cansé. Sin embargo día a día me encantaba más! Fue ahí cuando supe que no estaba equivocada y que sólo era miedo lo que frenaba mi sueño.
Agradezco la buena calidad de instructores con experiencia en el área y lo que más destaco de esta Academia, es que para formar a sus Tripulantes de Cabina no se trata de solo leer manuales y aprobar exámenes, en ACHAC trabajaron con mis debilidades, desarrollé fortalezas que desconocía en mí, aprendí a trabajar en equipo y de esa siembra obtuve mi cosecha.
Ahora, como Tripulante de Cabina puedo seguir escalando para trabajar en mis metas y planes personales, siempre agradecida de las herramientas que recibí acá.x